Como adecuarse a la norma antielusiva

La elusión tributaria es un tema controvertido que se encuentra regulado en la Norma XVI del Título Preliminar del Texto Único Ordenado del Código Tributario, habiendo sido incorporada en el 2012 y, desde ese momento, ha generado una serie de críticas, desde que la norma es inconstitucional o ilegal, hasta que es muy amplia y subjetiva, atentándose así en forma directa los derechos de los contribuyentes.

En el mes de setiembre de 2018, se publicó el Decreto Legislativo No. 1422, que incorporó diversas disposiciones relativas a la aplicación de la Norma Antielusiva, mediante las cuales se brindan las mayores garantías a los contribuyentes en la aplicación de la Norma XVI, así como dotar a la Administración Tributaria de herramientas para su efectiva implementación. Sin embargo, se mantuvo la suspensión de la aplicación de la mencionada norma, hasta la publicación del decreto supremo que establezca los parámetros de fondo y forma que se encuentran dentro del ámbito de aplicación de

SE REGLAMENTO LA NORMA ANTIELUSIVA,

En dicho contexto, el Decreto Supremo No.145-2019-EF establece los “Parámetros de fondo y forma para la aplicación de la Norma Antielusiva General (NAG) contenida en la Norma XVI del Título Preliminar del Código Tributario”, que permiten al país poner en operación una herramienta efectiva para desalentar el uso de mecanismos de elusión tributaria.

“Para lograr un crecimiento equitativo, competitivo y sostenible es fundamental mejorar la recaudación y ampliar la base tributaria, por eso el país requiere de una norma que prevenga y persiga la elusión tributaria, y asegure el pago adecuado de impuestos; de esta manera, con mayores recursos la población podrá recibir servicios para la mejora de su calidad de vida", explicaba el ministro de Economía y Finanzas, Carlos Oliva.

De esta manera el Ministerio de Economía y Finanzas, a través del Decreto Supremo No.145-2019-EF, levanta la suspensión de la facultad de la SUNAT para aplicar la referida Norma, mediante la publicación de los elementos de forma y de fondo para la correcta aplicación de la norma antielusiva general. Al respecto, cabe mencionar que en el aludido reglamento se definen conceptos como el ahorro o ventaja tributaria y la economía de opción, se detallan situaciones enunciativas en las cuales podrá aplicarse la Norma Antielusiva y se establecen consideraciones para el análisis de los actos, situaciones o relaciones económicas que realicen los contribuyentes.

Asimismo, precisa que los actos, situaciones o relaciones económicas a realizarse en el marco de la planificación fiscal son los que con dicha calidad expresamente señalada son propuestos por el gerente general, el gerente financiero o quien haga sus veces, a efectos de su aprobación por parte del directorio.

De igual manera establece que no será responsable solidario, al amparo del numeral 13 del artículo 16 del Código Tributario, el director que habiendo participado en el acuerdo o que, habiendo tomado conocimiento de este, haya manifestado su disconformidad en el momento del acuerdo o cuando lo conoció, siempre que tal disconformidad la consigne en acta o conste por carta notarial. En el supuesto de carta notarial, esta debe ser anterior a la notificación del documento que inicia el procedimiento de fiscalización. Adicionalmente, se precisó que no habrá responsabilidad penal para los representantes legales, sino que tendrán responsabilidad administrativa.

Ahora, en relación a los parámetros de fondo, se establece que la facultad prevista por la norma antielusiva general y el artículo 62 del Código Tributario se debe ejercer con respeto a la Constitución y a los derechos fundamentales que ella reconoce, y que no se sustrae del control constitucional. Asimismo, se establece que las decisiones de la administración deben contener una adecuada motivación, tanto de los hechos como de la interpretación de las normas o el razonamiento realizado por el funcionario.

Asimismo, se establece un listado de situaciones enunciativas en las que se podría considerar la aplicación de la norma antielusiva general:

a) Actos, situaciones o relaciones económicas en los que no exista correspondencia entre los beneficios y los riesgos asociados; o tengan baja o escasa rentabilidad o no se ajusten al valor de mercado o que carezcan de racionalidad económica.

b) Actos, situaciones o relaciones económicas que no guarden relación con el tipo de operaciones ordinarias para lograr los efectos jurídicos, económicos o financieros deseados.

c) Realización de actividades similares o equivalentes a las realizadas mediante figuras empresariales, utilizando en cambio figuras no empresariales.

d) Reorganizaciones o reestructuraciones empresariales o de negocios con apariencia de poca sustancia económica.

e) Realización de actos u operaciones con sujetos residentes en países o territorios no cooperantes o de baja o nula imposición o con sujetos que califiquen como establecimientos permanentes situados o establecidos en países o territorios no cooperantes o de baja o nula imposición o con sujetos que obtienen rentas, ingresos o ganancias a través de un país o territorio no cooperante o de baja o nula imposición; o sujetos a un régimen fiscal preferencial por sus operaciones.

f) Transacciones a cero o bajo costo, o mediando figuras que terminan por minimizar o cancelar los costos y ganancias no tributarias en las partes involucradas.

g) Empleo de figuras legales, empresariales, actos, contratos, o esquemas no usuales que contribuyan al diferimiento de los ingresos o rentas o a la anticipación de gastos, costos o pérdidas.

Por otro lado, en cuanto a los parámetros de forma, la norma establece, entre otras cosas, que la aplicación de la norma antielusiva general se enmarca dentro del Procedimiento de Fiscalización de la SUNAT regulado por el Decreto Supremo No.085-2007-EF, en lo relativo al procedimiento de fiscalización de carácter definitiva.

Asimismo, se establece que para la aplicación de la norma antielusiva general, el área de fiscalización o auditoría de la SUNAT que lleva a cabo el procedimiento de fiscalización definitiva debe contar previamente con la opinión del Comité Revisor sobre la existencia o no de elementos suficientes para aplicar la norma antielusiva general.

Finalmente, se prevé que la SUNAT, por medio de su portal web, difundirá las caracterizaciones generales de los casos en los que se estableció la existencia de elementos suficientes para aplicar la norma antielusiva general. De similar manera, la SUNAT difundirá de manera progresiva y enunciativa, situaciones y consideraciones para la aplicación de la norma antielusiva general, así como caracterizaciones generales de casos en los que a partir de las fuentes jurídicas nacionales los deudores tributarios, terceros y asesores tributarios pueden provocar la aplicación de la norma antielusiva general.

Si bien es cierto, el Perú necesita la aplicación de esta norma anti elusiva, ya que gracias a ella se podría recaudar hasta 6,000 millones de soles anualmente, que antes no ingresaban al Estado porque no se tenían las herramientas para su recaudación. Sin embargo, una falta importante que se evidencia en el Reglamento, es que el mismo de forma muy general enuncia únicamente las s situaciones en las que se podría aplicar la norma anti elusiva general, mas no define lo que debe entenderse por actos artificiosos o impropios, por el contrario, deja abierta una brecha para que cada caso puntual sea analizado y sea calificado de una manera que no resulte irrazonable ni desproporcionada.

https://peru21.pe/economia/ley-antielusiva-aportaria-s-6-000-millones-recaudacion-tributaria-476541